EL DAÑO MORAL: CONCEPTO, ELEMENTOS Y VALORACIÓN

I º .- INTRODUCCIÓN.

En el Derecho Español es tradicional que se distinga entre los Daños patrimoniales y los Daños Morales. Esto, además de constituir una extraña dualidad de conceptos y resultados de Una Misma acción Ilícita, contiene Algunas importantes y consecuencias legales; de ello vamos a TRATAR en estas líneas.

Desde la óptica más simple, los Daños patrimoniales se diferencian de los Daños Morales en Función de la DISTINTA muy aptitud que el dinero tiene, en uno y en otro caso, para restaurar el PERJUICIO cargado o la utilidad perdida:

a) El daño patrimonial provoca una Disminución de un medio, o situación personal o utilidad social de un Individuo que siempre es compensable con dinero o con bienes intercambiables por dinero, restaurándose Así el patrimonio afectado equilibrándose y el lucro Dañado.

b) El daño moral o, por el contrario, implica una Reducción del nivel de las aptitudes personales e íntimas, que ni el dinero, ni bienes intercambiables por este, llegar Pueden A REPARAR; Por ejemplo, la Pérdida de un ser querido. Si bien, el dinero, servira como sistema compensatorio, Aunque nunca lucrativo.

Damos por supuesto que un mismo suceso Puede provocar Daños de Ambas clases es normal y lo que suceda así. DIRECTAMENTE mar Bien, todo bien mar Porque Tener Suele daño patrimonial Siendo cierto grado de afectación moral, más bien, el daño meramente excepcionales dinerario u otros Danos de indol terminantemente Mercantil. Para finalizar esta introducción fijemos tres conceptos, que nos guiarán en el resto de nuestra exposición:

1 º .- El daño, la lesión, el agravio o el menoscabo que sufre la persona en su patrimonio o en su ser físico o moral, o en sus derechos o facultades y siempre Puede Ser Objeto de apreciación económica. Este es un presupuesto central de la responsabilidad civil, en el sistema jurídico español.

2 º .- El daño material es un PERJUICIO o menoscabo ocasionado en bienes susceptibles de ser Objeto de tráfico mercantil y que Forman parte del patrimonio Objetivo de una persona, por la acción de un tercero Ilícita y

3 º .- El daño moral es aquel que causa daño Algún Deterioro a la persona en su íntegra armonía psíquica, emocional, afectiva o bien en su reputación y / o en su buena fama, su autoestima o su heteroestima.

II º .- EL CONCEPTO DE DAÑO MORAL.

En términos muy amplios, se define el daño como la perdida o menoscabo sufrido en un patrimonio por la Falta de Cumplimiento de una Obligación atribuible A UN tercero. Esta definición, que Suele entenderse referida al daño material, Tambien puede aplicarse al llamado daño moral. Para el Derecho Civil, la palabra “daño” al detrimento Expresa, PERJUICIO, Deterioro o menoscabo que por acción de otro se ocasiona en una persona o en sus bienes. Este daño Puede provenir de dolo, de culpa o de caso fortuito y, en principio;

a) El daño doloso siempre una obligación y un resarcimiento Puede conllevar una sanción penal,

b) El culposo Suele llevar consigo y tan solo de Indemnización

c) El fortuito Exime en la Generalidad de los casos, Dentro de la complejidad de esta materia.

Una concepción amplia del Daño Moral consistiría en Integrar Dentro de él Cualquier minusvaloración, Limitación o pérdida que sufre el perjudicado por la acción de otro y que se materialización en una inmisión perturbadora para que su personalidad, por naturaleza, No puede ser incluida Dentro de los Daños materiales Porque no son susceptibles de ser Objeto de tráfico mercantil ni son aprehensibles por su propia caracterización y, por lo tanto, traducibles, de forma inmediata y automática, en un “económico cuántica”.

La figura jurídica de “daño moral” tiene su origen en la doctrina francesa y Apareció bajo la denominaron de “Domages Morales”. Hoy en día, jurisprudencia y doctrina, tienden un definirlo por exclusión, resultando Así que el daño moral queda integrado por todas Aquellas Manifestaciones psicológicas, afectivas, emocionales o íntimas que sufre un perjudicado por el acaecimiento de una conducta Ilícita, y que no son constatables , de forma directa, En el ámbito económico del perjudicado. Así pues, el daño moral Sería un cierto Deterioro de los elementos psíquicos y espirituales que incidentalmente en el normal desarrollo cognitivo o emotivo del ser humano, extendiéndose a todo agravio que sufre la dignidad, honorabilidad, integridad física o Cualquier elemento que pudiere alterar la normalidad de las facultades mentales o espirituales de una persona física. El daño moral se viene a traducir en el dolor, la angustia, la aflicción física o espiritual y los Padecimientos Provocados a la victima por el evento danoso. Seria una modificación en el Desarrollo de su Capacidad de entender, querer o sentir que, anímicamente, actua como un PERJUICIO, Desequilibrio o pérdida de aptitudes o expectativas de la persona perjudicada.

En cuanto a la naturaleza jurídica del daño moral es considerado de indol Fundamentalmente subjetiva, es decir que Depende del grado de reacción que ocasione efectivamente Pudiera A UN Determinado sujeto en Relación a la alteración del estado psicológico del mismo, con origen en un evento externo. Para la jurisprudencia francesa el daño moral Sería el dolor sufrido por una persona como consecuencia de un Hecho Ilicito de que es victima Produciendo una Disminución en sus atributos o facultades morales. Por su parte la Jurisprudencia Argentina ha sostenido que el daño moral seria la privación Disminución Aquellos bienes y de qué tienen un valor precioso en la vida del hombre que son la paz, la tranquilidad del espíritu, la libertad individual, la persona que Integridad se relacionan con sus más gratos afectos. La jurisprudencia, en otras latitudes, considera que es daño moral el que Proviene de un Hecho Ilicito que ofende, no a los derechos patrimoniales ni a la persona física, sino a la personalidad moral del damnificado, hiriendo sus sentimientos LEGITIMOS o no de bienes económicos Los QUE INTEGRAN Generalmente lo que se llama patrimonio moral de una persona. Finalmente, existe otra jurisprudencia extranjera que determina, que es daño moral Cualquier inquietud o Perturbación al ánimo, originados en un mero PERJUICIO patrimonial, como la Invocación simples molestias de aflicciones, fatigas, etc, y, en una base de esta concepción tan objetiva patrimonialista y, no se justifica la reparación de un daño moral, en esta corriente jurisprudencial.

Por su parte, la doctrina y la jurisprudencia española han Establecido Tanto la definición del daño moral en los parámetros antes referidos y, también, que procederá siempre la reparación del mismo. Sin embargo, es Evidente que el tema que no Tratamos Resulta pacífico EN CUANTO A Qué es lo qué debemos Comprender Dentro de este concepto y bajo qué sistema o baremación aplicaremos su cuantificación. En esencia, hay dos Posicionamientos Enfrentados, resultando que para

a) Algunos se ha de Considerar el daño “moral en Relación al bien jurídico afectado, y todos serian Aquellos Que Tienen una Importancia esencial en la vida de una persona, Cuya lesión viola la tranquilidad espiritual, la paz, sus relaciones de vida, el honor , la dignidad … En consecuencia, no REQUIEREN más Requisitos para su reparación que la prueba del Ilicito y la confirmación del menoscabo en la estructura psíquica del perjudicado y

b) para otros lo aprecian, un indemnizatorios los efectos, en Relación a sus concretas y consecuencias, entendiéndolo como una Pérdida que va más allá del dolor que provoca, concretándose en una profunda Disminución del ánimo, Preocupaciones Más allá de las normales o estados de irritabilidad . Es decir, se centran en las connotaciones objetivas del evento, en la conducta o en la Capacidad del afectado.

En cuanto a la prueba del daño moral, que se ha Establecido como todo este daño También Debe ser probado por quien lo invoca como fundamento de la acción reparadora. Pero, aumento de la pregunta ¿qué es lo que se prueba? ¿Puede probarse el dolor psíquico o moral de una persona, Cuando Se Supone que este se encuentra radicado en lo más profundo del ser?. Aún más, el Juez fundamentando su Decisión en una base de PERICIAS psiquiátricas o psicológicas, siempre habrá un cierto riesgo de apreciación subjetiva. Por ello, es tan interesante como apreciable y sostenible la Exigencia procesal que se advierte en la jurisprudencia española que viene a cambiar el esquema tradicional de la carga de la prueba y que se reanudará en que, una vez que se ha acreditado el Hecho objetivo, La lesión o Violación de un bien jurídico que, mediante una acción antijurídica y existe una Determinación del sujeto responsable, Corresponde, entonces, una acreditar este que su acción Danosa, objetivamente, no ha provocado lesión o daño alguno moral.

De todo lo dicho, en síntesis, la jurisprudencia española determina que en cuanto a la fijación del Monto por daño moral es de fijación Muy difícil ya que no se halla Sujeta un cánones Objetivos, ni un Procedimiento matemático alguno, por cuanto atenerse Conviene A UN criterio dúctil Permita que computar todas las circunstancias de cada caso concreto. Sin entrar, por ahora, es mas Disquisiciones, recordemos que el Acuerdo adoptado en la sesión celebrada el Pleno 20 de diciembre de 2006 por el no jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Relativo a la Indemnización del “daño moral” determinó, escueta y simplemente, que: “… por regla general, no se Excluye la Indemnización por Daños morales en los Delitos Patrimoniales y es compatible con el artículo 250.1.6 Código Penal …” De ello trataremos más adelante.

III º .- LOS ELEMENTOS QUE INTEGRAN EL DAÑO MORAL.

Por su propia configuración, como algo tan específico, concreto y personal, al tiempo que tan ceñido uno cada caso en concreto, Resulta casi imposible categorizar y definir, de forma genérica y universal, los elementos QUE INTEGRAN el daño moral. INCLUSO es la situación fáctica que hace que el mismo se genere lo que, a la vez, lo hace inclasificable. Así observamos que Dentro del daño moral cabe la Pérdida de un Ser Querido, el involuntario cambio de residencia o el Temor, infundado, un cierto suceso, por poner ejemplos dispares Algunos, entre los infinitos que nos presenta la práctica cotidiana.

En la Imposibilidad de contar con bases de datos estadísticos, Baremos o tablas Destinadas a Prestar información al Juez, SE PUEDEN considerar, por lo menos, LAS SIGUIENTES Pautas generales en las que se estructura, y tiene sus elementos esenciales, el daño moral:

1 .- El impacto moral del Hecho sobre la víctima.

2 .- Las consecuencias exteriorizables de la lesión física o psíquica, permanentes o temporales, parciales o totales.

3 .- Las condiciones personales de la Víctima, en especial sus facultades de recuperación.

4 .- El tiempo de postración, incapacidad o convalecencia.

5 .- El dolor físico cargado por el acto Ilicito.

El Código Civil Italiano, RECONOCE la Existencia del daño biológico, tratado como una lesión a la Integridad Psicofísica, RECONOCIENDO la dualidad indivisible de la persona, en cuanto es parte física y parte psíquica. Esta concepción Resulta que no es nada ajena a la perspectiva unificadora y racionalizadora de Criterios Nacionales de la reparación del daño que, en la actualidad, se Pretende estatuir desde la Comunidad Europea. Para Establecer Principios generales que estructuren el daño moral en los modelos Europeos, se dirige la mirada a la dignidad de la persona humana, pues, es este el pilar fundamental de la Legislación internacional y su Reconocimiento supera las fronteras continentales para Convertirse en una base con Suficiente Solidez transnacional. Por lo demás, esta concepción europea de la reparación del daño patrimonial no se encuentra vinculada, globalmente en el deber de cuidado que los Estados Tienen Respecto a los Ciudadanos.

Sin embargo, para nosotros y en este escrito, nos mucho mas simple Puede resultar, útil y práctico Señalar los elementos por los Cuales se exteriorización Lograr el daño moral y así, si no describirlo, al menos Obtener, y esto es lo que Suele buscar El jurista, un medio que acredite su Objetivo Existencia y, más tarde, su cuantificación en términos de reparación, Indemnización o Restitución. Hechas estas advertencias vemos que el daño moral, Normalmente, siempre se Refleja en una o varias de las reacciones o conductas que ahora indicaremos que delatan y no sólo su Existencia sino que también Nos Pueden servir para su valoración posterior, Mediante el sistema que veremos finalmente .

Son elementos que frecuente y exteriorizan Normalmente la Existencia de un daño moral, los siguientes:

1) El sentimiento de ausencia, de nostalgia, Respecto a una apreciada persona,

2) El sentimiento de ausencia, de nostalgia, Respecto a un Objeto apreciado,

3) El sentimiento de ausencia, de carencia, de una preexistente aptitud física,

4) El sentimiento de ausencia, de carencia, de una preexistente aptitud psíquica,

5) el de la sensación perdida, irrecuperable, de una expectativa, Posibilidad beneficiosa o beneficio futuro avalado en cierto grado de probabilidad,

6) Las REPERCUSIONES del deterioro, sean físicas o sicosomáticas,

7) La Sensación, Duradera, de inseguridad,

8) El sentimiento de depresión de la autoestima,

9) la Limitación de las expectativas sociales ya consolidadas, avaladas en cierto grado de certeza,

10) El sentimiento de la dignidad vejada,

11) El sentimiento de la privacidad violada,

12) los sentimientos de vergüenza pena,, inferioridad o culpabilidad,

13) El sentimiento de incapacidad, ante determinados eventos, subjetivos u Objetivos,

14) las conductas compulsivas originadas con el daño sufrido,

15) Los síndromes de ansiedad y / o ansioso-depresivos,

16) Las alteraciones del sueño,

17) El consumo compulsivo o adicción a fármacos o drogas,

18) El síndrome permanente por Demostrar la inveracidad de lo acontecido,

19) La inseguridad o la incapacidad para Intervenir o debatir sobre determinados aspectos,

20) El deshonor, público o particular,

21) El aminoramiento o Deterioro de la garantía ante Terceros personal,

22) en general, Cualquier efecto negativo y constatado de la íntima confianza, la seguridad personal, la sensación del desintegramiento de la propia estructura personal, acompañado de un cierto grado de descrédito Respecto a uno mismo, que se exteriorice de alguna forma apreciable por Terceros , es decir, un decrecimiento de la autoestima o de la heteroestima y

23) Finalmente, no olvidemos que esta lista de elementos bien Podría ser parcialmente modificada en cada caso particular y Circunstancia, Atendiendo a Situaciones específicas o condicionamientosde cada persona en concreto.

De forma mas condensada la Jurisprudencia Española alude A LOS anteriores elementos, por ejemplo, en la Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de octubre de 1996 que dice que “… si bien es cierto que el precepto civil 1106 Código Civil Establece la forma normativa para regular Los Daños y perjuicios de condición Exclusivamente material, no lo es menos ante la concurrencia de efectivos Danos de no apreciación tangible-los llamados Daños Morales, Cuya valoración No Puede obtenerse de una prueba objetiva, habiendo resuelto la jurisprudencia que su cuantificación Puede Ser Establecida por los Tribunales de en los que cabe Comprender los Siguientes: Toda la gama de Sufrimientos y dolores físicos o 1 º) psíquicos que haya padecido la Víctima A consecuencia del Hecho Ilicito (o hasta haber sido victima de un ataque a su prestigio y reputación artística como en el caso enjuiciado por la Sentencia 21 de octubre de 1996; 2 º) moral, Cualquier frustración, quebranto o ruptura en los sentimientos, lazos o afectos, por naturaleza o sangre que se dan entre personas allegadas Fundamentalmente por vínculos parentales, Cuando A consecuencia del Hecho Ilicito, se ve uno de ellos privado temporal o definitivamente de la presencia o convivencia con la persona DIRECTAMENTE dañada por dicho Ilicito, o por la situación deficitaria o de auténtica orfandad en que Pueden quedar Ciertas personas por las lesiones por la muerte de sus parientes más cercanos, por ejemplo, en el supuesto de Una relación intensa de los padres, La pérdida del padre con Respecto a los hijos, oa la inversa y demás parientes, o incluso, a veces, por relaciones de propia amistad o convivencia, O cuando Dichas personas Conviven tan estrechamente que se Crean lazos pseudo-parentales … “.

IV º .- LA VALORACIÓN DEL DAÑO MORAL.

Hecha ya la anterior Enumeración de los componentes que configuran Y por los que se exteriorización y SE PUEDE acreditar la Existencia de un daño moral, proceder ahora La Dificil Cuestión de su exacta valoración dineraria tasación y, para su Adecuada Reclamación judicial y extrajudicialmente o Satisfacción.

Aunque, Evidente resulta, que No existen mercados para comerciar, tasar y así, la vida, la Integridad Física o el honor, de todo lo que hemos dicho anteriormente y siempre que se acredite la concurrencia de un daño moral tasar Resulta imprescindible Económicamente el mismo . La valoración e Indemnización, en su caso, del daño moral no solo incluirá los deterioros A LOS bienes de la personalidad sino que además Quedarán comprendidos bajo este concepto, por ejemplo, la aflicción psicológica o La pérdida de oportunidades para disfrutar de la vida. Hecho de, es muy practicable Sostener que el daño moral tiene múltiples concordancias y semejanzas, más o menos cercanas, con la muerte y con las lesiones físicas y psíquicas, Así Como También Con la Disminución de las futuras perspectivas u oportunidades truncadas por la acción causante del daño. En realidad, los listados del epígrafe anterior, desde un ángulo completamente distinto, SE PUEDEN incardinar en tres categorías:

a) Los deterioros de la física integridad.

b) La aflicción física y mental.

c) El PERJUICIO o La pérdida de oportunidades de Mejoría de las condiciones de vida.

La incidencia de los tres tipos de perjuicios anteriormente mencionados sirve para la Determinación de la extensión del daño moral sufrido por la persona. Pero, además, para ello tenemos que Tener, previamente y en cada caso personalizado, EN CUENTA Los Siguientes Factores, enn concordancia con los citados al principio del epígrafe III º de este escrito:

- El nivel económico previo del PADECE que el daño moral.

- La exteriorización del daño del bien jurídico perjudicado, origen del daño moral y medio primordial para su tasación e Indemnización.

- El Restablecimiento de la actividad normal de convivencia y de la Víctima del daño moral, en términos cronologicos.

- La Capacidad intrínseca de cada uno para Superar el PERJUICIO acaecido.

Aunque, Debemos insistir en que el daño moral, por sí mismo, Carece de una genérica valoración económica, no es eso por no Pueden ser Objeto de Indemnización, en cuanto Ésta sirva para Compensar Los Sufrimientos Psíquicos antes enumerados y descritos, y ello Aunque el dinero no actúe como sustitutivo directo, como lo hace en el caso del resarcimiento por los Daños Materiales de la Pérdida de valores que conlleva el daño. Por eso mismo, sólo a modo de ejemplo podemos transcribir el “Baremo del Precio del Dolor” Los que crearon Tribunales Franceses conexión íntima con un problema de bases de datos estadísticos que pudieran servir de antecedentes A LOS jueces ya las partes procesales en la Determinación del Daño Moral (estas baremaciones Pueden ser consultadas en: – www.minitel.fr o tambien en www.fnvictimesdelaroute.asso.fr.). La tabla referida francesa es la siguiente:

Afección, dolores y molestias Prettium doloris.

1 .- Muy Leves 500 a 750 €.

2 .- Leves 750 a 1800 €.

3 .- moderados 1800 a 4.000 €.

4 .- Medios 4,000 un 6.000 €.

5 .- Algo importantes 6,000 € 12.000.

6 .- Importantes 12.000 de 18.000 €.

7 .- Muy importantes 18.000 € y más.

Esta tabla ni es axiomática ni tiene carácter imperativo en el Derecho Español, pero sí Qué podría servir para guiar, tanto al abogado, al juez como, por el sistema analógico, para la fijación de unas cifras indemnizatorias, y en la actualidad en España, que no siempre Están sujetas A UN criterio razonado o razonable.

Por Diferentes, variadas y convincentes razones, que confluyen en el aspecto subjetivo del daño moral, en el sistema español de fijación de Indemnizaciones no existe Ningún tipo de baremo como es el del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios Causados a las Personas en Accidentes de Circulación, del Real Decreto Legislativo 8 / 2004, de 29 de octubre, por el que se Aprueba el Texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos motor. Sin embargo, del análisis de la metodología e indicaciones de este sistema podriamos deducir LAS SIGUIENTES conclusiones, evidentemente Aplicables al tema que nos Ocupa:

1 º) La Indemnización por daño moral Debera ser igual PARA CUALQUIER persona, atendidas sus circunstancias personales, Con derecho a la misma.

2 º) Las indemnizaciones que fija este sistema para la muerte y para las lesiones permanentes incluye la Indemnización por los Daños Morales.

3 º) El sistema Establece unos Factores correctores para la Indemnización por muerte y por lesiones permanentes, que Podrían ser bien Aplicables A Morales los daños.

Resulta evidente, al contrario de los Daños Materiales, que el daño moral, siempre Debe ser considerado de forma individualizada, Atendiendo a la específica Repercusión que el mismo tiene para cada Individuo, Así cómo que el daño moral, provoca un estado psíquico que limita las Posibilidades de Disfrute y ganancia del Individuo, es decir, la calidad de vida de la persona, y esto es siempre personalísimo y de generalización imposible, pues cada Individuo tiene tanto una Posición social determinada como unas expectativas futuras Específicamente propias. Partiendo de esta concepción, para la Determinación de dicho daño Tendríamos que valorar La pérdida de calidad de vida de cada persona concreta y las Exactas y consecuencias de cada acción dañina Particularmente inflingida.

En cuanto al Método Sistemático para Efectuar esta valoración del daño moral Resulta Necesaria La Aplicación de un protocolo Predeterminado compuesto por unas actuaciones consecutivas Qué podríamos sintetizar en las siguientes:

a) En primer lugar, el médico forense realizará una historia clínica del perjudicado, Incluyendo referencias al daño moral de un valorar.

b) Después, un Médico Psiquiatra realizará una exploración clínica, Cuya Finalidad se centrará en Obtener una estimación del Porcentaje de pérdidas de actividad global o expectativas reales VINCULADAS un personaje dicha, A PARTIR DE protocolos médicos Criterios y psicométricos avalados por la estadística que permitan una Medición Efectiva y contrastable de las actividades y posibilidades de futuro las del perjudicado antes del daño y en el momento del análisis. En ocasiones, además, un psicólogo realizará una exploración clínica y psicométrica coincidente y complementaria a la efectuada por el Médico Psiquiatra.

c) Finalmente, el médico forense procederá una Elaborar un Informe de Síntesis, en el que se concretará La pérdida de calidad de vida que Corresponde al promedio de los porcentajes detectados, en sus áreas Correspondientes, por parte del psiquiatra y del psicólogo, que entregara Juez al.

V º .- CONCLUSIONES.

Pese a lo ambivalente, discrecional y subjetivo que se nos presenta el concepto del Daño Moral y Todo lo que le Rodea, en el Sistema Jurídico Español, con estas líneas, humildemente, se ha pretendido aportar algunos, atrevidos tal vez, Criterios y conceptos que Algo que eviten la práctica forense cotidiana nos pone de manifiesto. En efecto, en mas de una ocasión se efectúan peticiones indemnizatorias, cifradas en Cantidades dinerarias, en las que ninguno de los intervinientes en el Proceso muestran Punto de conexión o de convención alguno, dificultando prolongado y, casi siempre en la segunda instancia, asunto de las Naciones Unidas Sometido al criterio judicial para dirimir tanto la existencia como la Indemnización CORRESPONDIENTE al indefinido, pero no indefinible, daño moral.

En definitiva, queremos trasmitir la Consideración de que este tema tanto conceptualmente como metodológicamente, bien Podría ser resuelto entre todos y para todos los que actuan en el Ámbito de la reparación del daño o de la Indemnización del PERJUICIO si, previa la Asunción de su validez , Como se ha Hecho en la vecina Francia, se fijaran legales, o alternativamente, jurisprudencialmente, Criterios o sistemas como los EXPUESTOS en estas líneas y que, Con el tiempo, devinieran es comúnmente aceptados.

RAMÓN MACIÁ GÓMEZ

Magistrado Jubilado

Enero de 2009

Comments are closed.